domingo, 5 de julio de 2009

EL REY DEL POP


Pese a que no vaya con el tema del blog quería dedicarle un apartado al que es para mi el rey del pop.

Se le paró un corazón que dicen tenía roto hace tiempo. Se le paró mucho tiempo antes de lo que las estadísticas dicen que debería haber latido. Se le paró no se sabe todavía bien por qué, aunque puede que en unas semanas, cuando se conozcan los resultados toxicológicos de la autopsia, haya un titular relacionado con el excesivo consumo de medicamentos para acallar sus demonios. Durante su torturada vida ingirió y bebió desde Valium hasta morfina, pasando por Xanas, Demerol, OxyContin o Propofol (Diprivan en su marca comercial), un sedante que induce el sueño en las intervenciones con anestesia. "Quiero poder dormir ocho horas seguidas", suplicó a una enfermera que le asistió hasta tres meses antes de su final y a la que reclamó una receta de Propofol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada